Pequeñas reflexiones: apuntes bonitos


Una vez más voy a compartir mis pequeñas reflexiones sobre un tema que en realidad no es gran cosa, pero que se ha magnificado por la influencia de las redes sociales: los apuntes bonitos.

Recuerdo que cuando estaba en el instituto no me gustaba nada mi letra y pensaba que mis apuntes eran una caca (a día de hoy sigo pensando lo mismo 💩😂. ¿La razón? Los comparaba con los de mi compañera de pupitre. Ella tenía una letra cursiva preciosa, sus apuntes se veían muy limpios y usaba bolígrafos de varios colores.

Y claro, es comprensible que yo con mi letra irregular (sigue cambiando con mi estado de ánimo) y mis apuntes en bolígrafo azul y rotulador amarillo, admirase los apuntes "perfectos" de mi compañera. Lo curioso era que, mientras yo admiraba los apuntes de esta chica, otras compañeras de clase admiraban los míos, y yo no comprendía como podían admirar mis apuntes aburridos.

La admiración por los apuntes de otra persona hace que queramos imitarlos, usar el mismo código de colores, la misma letra... y acabemos modificando casi por completo nuestra forma de tomar notas.

Cuando hacemos eso no buscamos eficacia, perseguimos una estética. Y aquí es donde entran en juego las redes sociales y la influencia positiva o negativa que pueden generar.

La comunidad de "studygramers" y "studyvlogers" ha crecido muchísimo en el últimos años. Cada día miles de cuentas comparten fotografías y vídeos de sus mesas de estudio, apuntes y de los materiales de escritura y papelería que utilizan para crearlos.

Esas fotografías y vídeos (muchos prácticamente iguales, con los mismos filtros, efectos...) no solo influyen estéticamente en quienes siguen ese tipo de contenido, también influyen en el consumo de rotuladores, bolígrafos, papelería, tablets... y también libros y apps.

¿Es tan importante tener unos apuntes bonitos?

Yo pienso que no. Puedes tener unos apuntes bonitos pero lo más importante es que sean útiles, te motiven a estudiar y te permitan hacerlo de forma sencilla y organizada.

Mis consejos:

  • Inspírate en los apuntes de otras personas, pero mantén tu estilo.
  • Mantén tus apuntes organizados y limpios.
  • Si ya tienes el libro, no lo transcribas en tu cuaderno. Sintetiza, anota lo más importante y anota ejemplos o crea los tuyos propios.
  • Usa un código de colores, o un color para destacar lo más importante.
  • ¿Qué es bonito y que no? ¿Por qué?

¿Es imprescindible usar los mismos materiales y recursos?

No. Seguramente tienes muchos materiales a tu alcance que realizan la misma función aunque no sean de la marca "X", y que son mucho más económicos y fáciles de conseguir. ¡Ojo! Con esto no estoy diciendo que no compres esos materiales si quieres. Lo que quiero es que te plantees si son realmente necesarios e imprescindibles para ti.

Con los libros otro tanto. Que una persona o varias personas que sigues utilicen un libro, no significa que automáticamente tú te lo tengas que comprar. Antes de comprar cualquier libro busca reseñas, consulta su contenido y comprueba que se ajusta a tu nivel y necesidades.

。。。。。。

A veces me planteo si es sano seguir en la comunidad de "studygram" por ese tipo de contenido, pero entonces recuerdo que hay cuentas que si comparten cosas que merecen realmente la pena y que me motivan a seguir adelante. 

En resumen, y para no alargar más esta entrada:

tenemos que dejar de ser tan críticos con nosotros mismos, valorarnos un poquito más y valorar lo que ya tenemos.

Comentarios